top of page
  • Foto del escritorEnrique Arellano - Morales

¡Todo listo, Europa!

Se acerca el Festival de Eurovisión y analizamos cómo llegan a Liverpool los favoritos (y no tan favoritos) al evento musical más visto del mundo.



Mientras las actividades previas al Festival de Eurovisión van llegando a su fin, los artistas se preparan para la despedida de su periplo antes de las galas de mayo y empieza a destacar un grupo de participantes y propuestas que prometen excelentes resultados de cara al evento central.


Suecia, Finlandia y Noruega, llegan con el brío que le corresponde a los favoritos de la edición y la confianza que les otorga haber ganado sus más que correctas pre-selecciones nacionales. Tanto Loreen como Käärijä, que encabezan las listas de apuestas, han aprovechado estos eventos para conectar con medios europeos y fans, que han abarrotado los recintos y disfrutado de versiones más relajadas de sus números, sin las rigurosidades técnicas de las transmisiones televisivas. A pesar de tener algunos problemas vocales, la noruega Alessandra ha conectado con el público en las redes sociales de una manera fresca y especial, preparando así el terreno para lograr los votos necesarios y tal vez, repetir la hazaña lograda por los también noruegos Keiino en 2019, al ganar el televoto.


Mención aparte merece la española Blanca Paloma, quien ha demostrado un gran despliegue de voz y creatividad en sus presentaciones, dejando en claro que la delegación de RTVE está lista para sorprender a propios y extraños en Liverpool. Si la ilicitana logra emocionar a los televidentes como lo hizo con el público de "Israel Calling" en Tel Aviv, un resultado en los mejores lugares de la parte izquierda de la tabla no debería estar muy lejos de conseguirse.


Si bien algunos participantes han brillado bajo los reflectores, otros han quedado más bien en las sombras. Problemas en la actuación en vivo de los representantes holandeses, Mia Nicolai y Dion Cooper, han encendido las alarmas en los medios de su país. No obstante, la televisora Avotros ha respondido con un optimismo muy moderado a las críticas recibidas. En cuanto a Mae Muller, la representante de uno de los dos países anfitriones, parece estar reservando lo mejor de su actuación para mayo, lo que deja en evidencia que la televisora británica tiene trabajo por hacer y debe colaborar con ella para lograr el resultado positivo que espera. Por otro lado, Ucrania, la otra delegación anfitriona, parece estar trabajando diligentemente en la presentación de la nueva versión de su canción "Heart of Steel", que debería reflejar su ya conocido buen hacer en la puesta en escena. Queda tambien pendiente constatar la solvencia de otros grandes favoritos como la israelí Noah Kirel y el italiano Marco Mengoni, que se han enfocado en su presentación en el festival y en su propia gira, respectivamente.


Con el escenario listo, fanáticos expectantes y delegaciones enfocadas, el continente europeo y el mundo, se encuentran listos para el inicio del Festival de Eurovisión 2023 en Liverpool, con un grupo de artistas y propuestas que prometen un espectáculo inolvidable.

Comments


  • Black Twitter Icon
bottom of page